¿Qué es y cómo podemos defendernos del phishing?

una persona delante de un ordenador realizando un ataque cibernético de phishing

El phishing es una de las principales amenazas cibernéticas que hay que tener en cuenta actualmente. Por ello, en este artículo explicaremos de qué se trata esta amenaza, sus tipos principales y las acciones fundamentales que hay que llevar a cabo para poder protegerse.

Qué es el phishing y sus tipos

Este es un tipo de delito cibernético que consiste en engañar al usuario a través de diferentes canales para que comparta información confidencial, generalmente con un fin económico. Por ello, se busca obtener contraseñas y credenciales bancarias. Los canales también pueden variar, aunque uno de los más habituales es el correo electrónico. Este procedimiento pasa por hacerse pasar por una fuente de confianza del receptor de este mensaje.

Por ello, la suplantación de identidad es una de las principales tácticas, especialmente una entidad bancaria, un servicio que el receptor tenga contratado o bien un compañero de trabajo. Actualmente, se pueden encontrar diferentes tipos que hay que tener en cuenta.

Fraude por correo electrónico

Es uno de los ataques más comunes que se pueden encontrar. El canal es el correo electrónico, y el mecanismo principal del atacante es el de suplantar a una empresa u organización. Intenta utilizar una dirección de email similar, copiar la información en el cuerpo del mensaje, los logos…

El objetivo es tratar de hacer creer a la víctima que el mensaje que reciben es de gran importancia. Acaba siendo un fraude por correo electrónico. Generalmente, tratan de buscar una llamada a la acción de urgencia para que les dé la información que están demandando. En algunos casos, puede ir acompañado de un malware, un archivo malicioso que puede contener un virus que se encarga de extraer toda la información posible.

Smishing

Es similar al del email, pero como su nombre indica, el canal que se utiliza es el de los mensajes SMS. Se recibe en el teléfono móvil, y en la gran mayoría de las ocasiones, va a contener un enlace a un sitio web que sea fraudulento. En este link, los piratas informáticos tratarán de robar la información para sacarle un fin lucrativo.

En los últimos años, es una práctica cada vez más utilizada y que puede afectar tanto a las compañías como a los particulares.

Vishing

Es algo menos común, pero también hay víctimas que lo han denunciado. En este caso, el mecanismo es la voz a través de una llamada telefónica. Los mensajes que se usan son similares a los anteriores tanto en SMS como el correo electrónico, pero a través de una conversación.

Los delincuentes van a suplantar la identidad de una empresa u organización para ganarse su confianza y hacerle creer que el mensaje es legítimo. De esta forma, van a conseguir la información que están buscando. Otro de los mecanismos que no hay que perder de vista es el de los códigos QR, que conducen a un enlace malicioso.

Cómo identificar un ataque de phishing

Identificar y reconocer un ataque de este tipo puede ser complicado. Sin embargo, hay algunas prácticas que pueden ayudar. A la hora de recibir un correo electrónico es importante identificar que el remitente proviene de una dirección corporativa oficial. En muchas ocasiones, el dominio que utilizan tiene alguna pequeña modificación.

Es importante desconfiar cuando se recibe un correo electrónico sospechoso. De hecho, ante la mínima duda, antes de hacer clic en cualquier enlace es recomendable llamar a la empresa u organización y preguntar sobre la recepción de este correo. Analizar el cuerpo del correo electrónico es otra de las principales formas de identificar un ataque de phishing.

Cuando haya una oferta que sea demasiado buena para ser verdad, tiene un lenguaje demasiado alarmista o aparecen enlaces raros, lo mejor es desconfiar. Lo mismo ocurre con los SMS. Antes de hacer clic en un link, es mejor pensar y analizar el siguiente paso.

Principales recomendaciones para prevenir y protegerse

La prudencia es una de las principales recomendaciones que se pueden aplicar tanto para prevenir como para protegerse de un ataque de este tipo. La mayoría de los navegadores en Internet cuentan con mecanismos para detectar si un enlace es seguro o no. Sin embargo, el buen criterio es uno de los principales escudos que se pueden usar.

No hay que abrir correos electrónicos que parezcan sospechosos, ni tampoco hacer clic en enlaces de posts de Facebook, Instagram u otras redes sociales que no sean realmente confiables. A la hora de navegar por Internet, también es importante fijarse en si los sitios web en los que se lleven a cabo transacciones económicas cuentan con un certificado de seguridad SSL. Esto se ve en el candado que se encuentra al lado de la URL del sitio web.

Instalar un software de ciberseguridad es la mejor forma de prevenir un ataque de phishing

Finalmente, nunca puede faltar un software especializado en repeler este tipo de amenazas. Estos programas tienen la capacidad de detectar cuándo un archivo o un enlace tiene un malware. De esta forma, no se compartirá la información con la persona errónea. Como conclusión, una de las mejores formas de prevenir un ataque de phishing es instalando un software de ciberseguridad.

¿Tienes de dudas de cómo proteger a tus clientes con el mejor sistema de protección y al mejor precio? En Tech2Business, empresa experta en tecnologías innovadoras, estamos encantados de ayudarte sin ningún tipo de compromiso, ponte en contacto con nosotros.